Irreversible el miedo

6773390685_ab23fa011b_b

De tu regazo nos arrancaron,
y fuimos desgajados de tu tronco.
Aún teníamos cuerpo.

Y ahora,
a la postre,
entre penumbras
sombras errantes somos,
sin bullicio ni canto,
sin danza,
sin relato.

Irreversible es ya la habitación del miedo.
¿Qué nos queda, mi hermano, si queda algo?
Dímelo tú, dímelo tú,
díme-
-lo.

Guardar

Anuncios
Irreversible el miedo

Ya no hay distancia

manos-sujetan-mundo-2Te quiero por encima del mar y del océano; por sobre las montañas que se alzan vigilantes; por sobre las fronteras, las trincheras y las líneas rojas de los desacuerdos.

¡Ha tanto ya que no nos vemos! Y, sin embargo, tu palabra te recrea en cada línea, y ya no es un renglón tras otro lo que traza, sino el contorno de tu rostro y de tu abrazo.

Tu palabra…

Tu palabra y mi palabra desnudan almas. Tu voz me llega cálida, mi voz te ampara. ¿De dónde esta hermandad, este saber que somos hijos tú y yo del mismo vientre, y ventilarlo a cada instante?

Ya ves, amor, hermano, hermana, por encima del mar y de los montes, más acá del espacio intergaláctico, mi voz te halla, la tuya me acompaña.

Ya no hay distancia.

Ya no hay distancia